Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

miércoles, 23 de octubre de 2013

CONFESIONES

CONFESIONES


He caminado por distintos senderos.
He visto y he cerrado los ojos.
He tolerado la prepotencia y la ignorancia.
He vivido y he aprendido.
He dejado de comprar buzones.
He emprendido mil caminos.
He tropezado con cientos de piedras.
He volado por todos los cielos
He sido feliz y he pasado angustias.
He muerto y he vuelto a nacer
Y estoy podrido, harto de las pelotudeces
Y de los pelotudos. Cansado de guardar mis opiniones
procurando no ofender a nadie. Hastiado
de no decir las verdades que se amontonan en mi lengua
y encierro en la cárcel de mis dientes.
No voy a decir basta.
No voy a deciros lo que pienso.
No voy a levantar polvareda.
Simplemente quería decir que estoy cansado…

Extremadamente cansado…