Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

sábado, 17 de mayo de 2014

BERTHE MORISOT (Mi primer impresionista femenina).

Siendo yo pequeño viví en una ciudad de la Pcia. de Bs. As. tenía la suerte que a la vuelta de mi casa estaba la librería Los Porteños y allí se recibían todas las revistas más populares del mundo. Mi abanico de lectura, más allá de la increible colección Robin Hood, pasaba por una serie de revistas de historietas (hoy comics) del tipo de Marvel o DC Comics, pero que, en ese entonces, las conocíamos como las revistas mexicanas.
Las había de aventuras (Roy Roger, Superman, El llanero Solitario) y había una línea que era de biografías. Gracias a ellas conocí a Gainsborough, Juana Azurduy, Apeles, etc.). Y fue en esta colección que conocí por primera vez a Berthe Morisot. 

Me he criado en un medio donde la pintura era una conversación más que frecuente. Mi padre en su tiempo libre enseñaba dibujo y ambos competíamos en cuanto concurso de pintura había. Sin embargo, aun hoy, nunca oí hablar de una pintora impresionista mujer Y eso me quedó muy grabado.
Cuando de grande pude visitar el Louvre y el museo de los impresionistas, cuando encontré un cuadro de Berthe Morisot me largué a llorar. Estar frente a un cuadro de esa mujer pintora debe haber sido una de las alegrías más grandes que he podido experimentar.
Hoy, a raíz de un envío a Arte+, donde soy moderador, me encuentro con un video con su obra y no pude dejar pasar la oportunidad.
Aquí tienen, resumido de Wikipedia, su biografía y posteriormente uno de los tantos videos que hay en Youtube. Ojalá lo disfruten tanto como yo.
Nacida en en el seno de una familia burguesa, fue precisamente su familia quien animó a Berthe y a su hermana Edma a iniciarse en el arte. Morisot demostró la posibilidades de las mujeres en las artes a fines del siglo XIX.
A la edad de 20 años, Berthe Morisot conoció a Camille Corot, importante paisajista de la Escuela de Barbizon. Éste la admitió como su discípula y la introdujo en los círculos artísticos.
Morisot decidió ser una artista a pesar de su condición de gran dama, de mujer burguesa, urbana e interesada por la moda y la activa vida cultural de la época, no dedicándose de forma aficionada como otras damas de su época sino adoptando una postura muy radical que la vincularía al grupo de artistas impresionistas, la vanguardia del momento.
Pronto adquirió la técnica impresionista de pintar al aire libre, donde creaba pequeños cuadros y esbozos para grandes obras que terminaba en el estudio. Su primera participación en el Salón de París fue en 1864 con dos paisajes y continuó exhibiendo continuamente en el Salón hasta 1874, año de la primera exposición impresionista, en la que participó con La cuna.
En 1868, conoció a Édouard Manet y en 1874 se casó con Eugène Manet. Ella fue la que convenció al maestro de pintar al aire libre y lo atrajo al grupo de pintores que sería posteriormente los impresionistas. Manet sin embargo, nunca se consideró como impresionista, ni estuvo de acuerdo con exhibir junto al grupo.
Morisot, junto a Camille Pissarro, fueron los dos únicos pintores que tuvieron cuadros en todas las exposiciones impresionistas originales. Asimismo, Berthe fue la modelo de Manet tanto en diversos e importantes retratos como en su obra de gran formato El Balcón, donde el pintor francés da cuenta de su admiración por la obra de Goya, tratanto el mismo tema de su "Majas en el balcón", obra menos conocida en España pues se encuentra en una colección privada suiza.
Al igual que Mary CassattEva Gonzalès o Marie Bracquemond, Berthe Morisot fue relegada a la categoría de "artistas femeninas" por su temática de la vida cotidiana (mujeres, niños y escenas domésticas). Sin embargo, como mandaba la doctrina impresionista, Morisot pintaba la inmediatez, lo que veía en su vida normal. Como una mujer de la alta burguesía, estaba habituada a escenas domésticas, deportes campestres y un amplio círculo de mujeres y niños, ya que el mundo masculino les estaba vetado.
La vida de Berthe Morisot se vio ensombrecida por la muerte de Édouard Manet en 1883, la de su esposo, Eugène Manet, en 1892, y la de su hermana. Educó sola a su hija,Julie Manet, con quien mantuvo siempre lazos muy fuertes. Al morir a los cincuenta y cuatro años, confió su hija a sus amigos, Edgar Degas y Stéphane Mallarmé.
Berthe Morisot murió en 2 de marzo de 1895 en París y está enterrada en el cementerio de Passy en París.


NOTA, La imagen de Berthe Morisot, es un retrato que le realizó Edouard Manet en 1872.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario