Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

sábado, 3 de mayo de 2014

¡PUTA, QUE LINDO ES ESTAR VIVO!!!

Anoche fuimos al teatro. El fin de semana la mayoría suelen dar dos funciones. Decidimos tomar la más temprana, a pesar de todo y de haber comprado las entradas 10 días antes apenas si conseguimos en la fila 15. Ya estaban todas las funciones vendidas y puedo asegurar que a lleno total.


Salimos, en este caso, disgustados por lo que habíamos visto (Ya voy a hacer un post al respecto), y decidimos ir a un café a conversar y sacarnos un poco la rabia o la frustración, como prefieran.
Nos demoramos, porque en Buenos Aires es costumbre el charlar mucho alrededor de un café, y nos quedamos como hasta las dos de la mañana.
Cuando emprendimos la vuelta, e íbamos en busca de nuestro auto, estacionado en una playa que realmente permanece abierta las 24hs (leer el post de Catamarca) sentimos la sensación de estar vivos.

Calle Corrientes, 2 de la madrugada.

La gente se movía como si fuera pleno día. Las niñas caminaban, hermosas, tranquilamente por la  avenida Corrientes. Muchos se agrupaban en las salidas de los teatros, las calles llenas de automóviles que se movían febrilmente, las librerías abiertas con gente que distraídamente recorría las ofertas, sin apuro, y los restaurantes estaban repletos y con gente haciendo cola, esperando que se desocupara una mesa para sentarse a cenar.
Y me sentí feliz. Sentí que estaba en una ciudad viva y que yo estaba vivo con ella.
Amo a Buenos Aires. Nací en él por accidente, Sin embargo soy porteño de pura cepa. Me crié en una ciudad de la provincia, pero volví para estudiar y no me fui más.
Y lo recorro cada vez que puedo, y me detengo en cada rincón por donde pasó la historia y no puedo creer que yo esté pisando el mismo suelo que fue marcado por figuras que signaron la vida de nuestro país.
Y vivo el hoy con exposiciones permanentes, tantas que no llego a recorrerlas todas, con museos a los que aún no he podido ir por una cuestión de tiempo. Con más de veinte teatros de magnitud donde se presentan figuras internacionales y más de 100 pequeños teatros donde, permanentemente, una notable cantidad de actores recrean otras tantas obras.
Músicos, cantantes, bailarines de tango, pintores que viven a la gorra en cada esquina de Florida o Lavalle. Artistas, algunos, de una calidad excepcional, que por distintas circunstancias de su vida no han llegado a los grandes escenarios.

Av. 9 de Julio, a la misma hora

Y todos nos dicen: estas vivo… VIVOOOOOOO.
Y entonces entiendo por qué Buenos Aires te atrapa, te fagocita, como un monstruo bueno, que te incorpora y te hace sentir que tu corazón late, se acelera, se emociona a cada paso y en cada instante.
Y por eso es maravilloso.
Posiblemente lo mismo le ocurra a todos y cada uno en su ciudad, pero anoche fue tan evidente, pude palparlo en una forma tan concreta, que he querido escribir esto, sentí la necesidad de contarlo.

Gracias Buenos Aires, por tu locura vivificante de todos y todo el día. Por ser lo más hermoso que uno puede experimentar, por darme tanto sin pedirme nada. Gracias “mi Buenos Aires querido”.


7 comentarios:

  1. Buenos Aires es adrenalina pura, no todos saben disfrutarla y la juzgan sin conocerla.
    Es fabuloso estar vivo en cuerpo y alma para disfrutarla.
    ¡Viva Buenos Aires y tu capacidad de vivirla a plenitud!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos vivos Mirti. Luego de la última experiencia es una sensación maravillosa.

      Eliminar
  2. Buenísimo! Me has hecho recorrer las calles contigo y disfrutar de esa noche norteña. Tengo que ir! Es un must para mi, visitar tu tierra. Esa vida me recuerda la de la habana con la diferencia que allí las librerías no abren a las dos de la mañana. Un saludo y comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lumy por tu comentario. Ojala que pronyo puedas cumplir con tu deseo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Bello Albeeto tu vida reviviendo en la vida de tu ciudad y tu amor hacia ella. Me encantó

    ResponderEliminar
  5. Fue realmente una sensación especial. Y me sentí feliz de estar en una ciudad que respira vida. me alegro que te haya gustado. El título sale de una película argentina "Caballos salvajes" en donde Hector Alterio, que también anduvo por el cine español dice esa frase.

    ResponderEliminar