Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

miércoles, 4 de junio de 2014

PAISAJE COTIDIANO

El viento de pronto se enfurece                
y se descarga violento, descarnado
sobre las hojas doradas. Un chubasco
pertinaz y frío se estremece
contra el espejo del asfalto.
Es mediados de otoño en Buenos Aires,
los grises remontan el paisaje,
yo lo miro, vigilo y arrebato,
desde mi cálida atalaya,
detrás del cristal, que observa y calla,
la imagen del viento enloquecido,
la fina lluvia que canta sin sonido
y la danza incoherente de mi árbol.

1 comentario: