Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

lunes, 25 de agosto de 2014

MOMENTOS


"La base de datos de virus ha sido actualizada", exclamó una señorita con acento castizo desde las entrañas de la laptop.
En el gift que marcaba el tiempo decía que estaba lloviendo
Miró por su ventana y, si bien el cielo se mostraba amenazante y comenzaba a soplar un viento que no presagiaba nada bueno, todo estaba absolutamente seco, ni una gota. Evidentemente la tecnología no es tan infalible como quisiéramos o como pretendemos.
El zorzal anunciaba el día con su siniestro ulular. Pero ya estaba acostumbrado.
Bebió su café. Su primer café del día. Y se dispuso a escribir,
La suya sería una historia de amor, de esos amores intensos e inolvidables que traspasan la barrera del tiempo.. tal vez lo combinara con algo de intriga… una muerte quizás, algún intríngulis policial que sazonara un poco la historia… si eso era…
Escribió con rapidez y se detuvo… No, claro.. así no.. ese comienzo no me gusta… podría ser… o tal vez… Pero después no se me ocurre como seguir…
¡Demonios! No se me ocurre nada… No puedo pensar en un amor intenso ni en un hecho delictivo, ni en … en nada en absolutamente nada…
Respiró profundamente… cerró los ojos… trató de elaborar dos frases juntas y nada… Era evidente que hoy, o ese, no era el momento..
Cerró el programa, buscó el botón de apagado y cuando estuvo seguro cerró la computadora… Apagó la luz y en la semioscuridad se sentó en su sillón predilecto.
La cafetera eléctrica con su tac característico le avisó que el agua estaba caliente…
Estiró su piernas cuan largas eran y se bebió su segundo café del día…


8 comentarios:

  1. Bueno y familiar. El primer café, el primer intento. La búsqueda de algo que llevarse a la mente, para que esta lo traslade a las palabras. Un momento, nuestro momento. Me gusta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David. Es simplemente un relato que por repetitivo no deja de ser interesante, al menos así lo creo yo. Un abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  2. Muy bien capturado el momento, nuestra vida es eso un devenir de momentos continuados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó la frase y la pongo en todos lados. el presente y el futuro no existen, la vida es el pasado que se repite una y otra vez.

      Eliminar
  3. Si, de verdad una descripción deliciosa de un momento más.....Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos nos pasa y es una buena salida para escribir cuando no se nos ocurre nada... =)
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Capturas el momento preciso y exacto. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bob. Es apenas un momento, creo común a todos... fue una idea que surgió frente al síndrome de la página en blanco... No tiene mérito alguno más que el de contar algo que es absolutamente común. Gracias por tus palabras y tus felicitaciones. Un abrazo.

      Eliminar