Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

domingo, 21 de junio de 2015

CLANDESTINO

Espacios que se extienden en la nada.
Hojas,
escritos ya perdidos,
entre la turbia bruma del sonido,
que se oculta detrás de las miradas.

Paralelismo insondable del misterio.
Rotos
los espejos del conjuro urdido,
donde se pierden, sordos, los gemidos
que nos devuelven voraz hacia el silencio

Y allí se queda la masa estremecida.
Sola
Incapaz de crear o ser creada.
Que la palabra se torna en marejada
cuando la idea canta, sublime, embravecida.

Y entonces los cometas clandestinos,
esos
que atraviesan los llantos derramados,
Serán, por fin, los mares desangrados
en el oscuro humor que marca tu destino.

Reza por mi dolor, hermana tierra.
Deja
que el sol curta sin temor tu encierro,
y cuando la luz abandone, al fin, tu cuerpo,
miénteme, al menos, que valió la pena.



1 comentario:

  1. Estremecedor. Una sacudida profunda al interior de la compresión de nosotros y nuestra relación con el ahora, el ayer, el yo y el afuera.
    ¡Muy buena!!!

    ResponderEliminar