Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

sábado, 3 de septiembre de 2016

ALGUNAS DE MIS FOTOS


Obtener fotos hoy es extremadamente simple. La calidad de la aparatología con la que contamos y la posibilidad que da la digitalización de editar sin el engorroso proceso del laboratorio hacen que todo se facilite. La diferencia entre unos y otros está simplemente en el momento, la oportunidad y la emoción que siente y trata de transmitir aquel que está detrás de la cámara. Miles de personas pasan distraidamente frente una simple florecilla y el fotógrafo la ve se detiene y buscando la mejor forma de contar lo que esa flor le representa, la fotografía y la inmortaliza en una imagen que a otros sorprende. Ese es el bendito secreto. Después dependerá del gusto de cada uno. Mi padre, en la pintura decía que la gente prefería los cuadros de almanaque. Creo que en la fotografía es igual. Pero es aquí donde habrá de notarse quien es quien y que es lo que se busca. No todo lo que reluce es oro ¿No?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario