Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

viernes, 11 de octubre de 2013

AFERRADO A LA VIDA


El viento de la vida sopla y sopla
A veces es una brisa suave que acaricia revoloteando en nuestro cabello.
Otra nos sacude con la furia desatada del huracán.
El sol se asoma temeroso entre unas nubes que se yerguen cual monstruos prehistóricos y amenazantes.
Otras luce en todo su esplendor iluminando nuestro camino, dándole un toque de color y de alegría.
El árbol, como un símbolo, se tuerce, se acomoda, peo fija firmes sus raíces, aun a la piedra dura y fría, y crece, renace y lucha, pero nada podrá abatirlo. El está ahí.
Y, hasta a veces, será capaz de brindar una sombra protectora o un resguardo al temporal si alguien necesita de el.