Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

martes, 29 de octubre de 2013

HOY ESTAMOS...


Dobló en la esquina y la encontró de frente.
Esta vez no tenía escapatoria.
Hacía rato que la venía esquivando. Siempre una excusa, o alguna agachada.
Hasta ahora había zafado, pero esta vez no le quedaba otra mas que enfrentarla.
Ni siquiera podía hacerse el distraído.
Los ojos de ella se clavaron en los de el, que se llenaron de lágrimas.
.................................................................................................

- ¿Que le pasó? Se desplomó como si lo hubiera agarrado un rayo, pero no imagine que... -
- Capotó de golpe, capotó - dijo el quiosquero - Palmó sin decir ni mu -
- Yo lo conocía... Varias veces estuvo para irse al otro mundo pero lo metieron unos dias en terapia intensiva y salió -
- ¡Que lo parió! -
- Y... No somos nada... -
- Es cierto.. No somos nada... -
- Hoy estamos y mañana no - Sentenció la vecina - ¿Me da Paparazzi, don Pedro? -
- Acá está... son treinta y seis pesos -
- ¿Volvió a subir? -
- Y... si - 
- ¡Que barbaridad... ya no se puede vivir! -