Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

viernes, 1 de noviembre de 2013

LA SALAMANCA. Traspaso de culturas.

LA SALAMANCA.
La tradición española adaptada a nuestro folclore norteño.

El origen de esta leyenda se remonta a los estudiantes de la Universidad de Salamanca en donde se dice muchos de ellos se juntaban en cuevas para estudiar, aunque otros señalan que para hacer brujería. Así pasó al Nuevo Mundo y tuvo su propia y folklórica mutación. ¿Será tal vez que los estudiantes se juntaban para profundizar conocimientos, y como salían tan sabihondos de la cueva, los envidiosos le endosaban los pactos demoníacos?
En Argentina es una fiesta organizada en honor al macho cabrío en algún socavón alejado del poblado. En ella se sirven exquisitos manjares y bebidas y se baila y canta hasta la primera 
luz del amanecer.

En la Salamanca se encuentran brujas, almas condenadas, y demonios de los infiernos. Juan Draghi Lucero nos cuenta varios casos en su imperdible Las mil y una noches argentinas (lectura obligada para el que quiera contar cuentos bien criollos).

Se dice que a la Salamanca pueden ingresar todos aquellos que deseen hacer un pacto con el Diablo o adorarlo. Al ingresar a la cueva se debe besar los cuartos traseros de un carnero y luego entregarse a la orgía.

En las noches suele oírse el estruendo de la música y carcajadas de los condenados. Si alguien pasa cerca de la Salamanca y no desea ser tentado a ingresar, debe llevar un Rosario en la mano o bien ser un hombre de mucha Fe. La gente que participa de la Salamanca puede estar varios días sin dormir y no se les nota el cansancio, además son "agraciados" con algunas virtudes como la ejecución de instrumentos, la capacidad 
de canto, la oratoria, etc. signos estos característicos de haber firmado un contrato con el Diablo.

Agregado personal: La familia Dávalos es una dinastía que ha engalanado el folclore argentino durante mucho tiempo. Desde Carlos Dávalos (Un poeta exquisito), pasando por su hijo Jaime Dávalos (El mejor recitador de poesías que he podido escuchar) y siguiendo por sus hijos: Julia Elena (de una dulzura extrema en su voz) hasta Arturo Dávalos (Del que tienen esta zamba, que es una extraordinaria poesía y que era mi preferida en la adolescencia)

LA SALAMANCA - Zamba 
De: Arturo Dávalos



Con la diabla en las ancas Mandinga llegó,

azufrando la noche lunar.

Desmontó del caballo y el baile empezó,

con la cola marcando el compás. 




Un rococo de la isla cantaba su amor

a una sapa vestida de azul.

Carboncillo bailaba, luciendo una flor,

que a los ciegos devuelve la luz. 




Socavón, donde el alba muere al salir:

Salamanca del cerro natal.

En las noches de luna se suele sentir 

a Mandinga y a los diablos cantar. 




Jineteando, una escoba cruzaba el añil

de los cielos la bruja mayor;

la lechuza en el hombro y el gran tenedor 

disparándole a la Cruz del Sur. 




Un quirquincho barbudo tocaba el violín

y un zorrino, con voz de tenor,

desgarraba el silencio con un yaraví,

que Mandinga a cantar le enseñó.


"La salamanca" cantada por uno de los conjuntos más famosos de su época "Los fronterizos"

El sapo rococo (Rhinella schneideri), es una especie de sapo grande, endémica de Sudamérica: Argentina, Bolivia,Brasil, Paraguay, Uruguay. Es frecuentemente confundido con Bufo marinus, y es un poco más grande. El modo más simple de distinguir las dos especies, es que B. schneideri tiene glándulas venenosas atrás de sus patas, y también detrás de la cabeza, como otros sapos.

Una aclaración personal: Los sapos no tienen glándulas venenosas sino glándulas con un líquido irritante que les sirve como defensa. Se llaman glándulas parotoides y no entrañan ningún riesgo para el ser humano. La expresión de las mismas produce un líquido lechoso irritante y amargo, que una vez eliminado deja inerme al manso animalito.

El Yaraví es un género musical mestizo que fusiona elementos formales del "harawi" incaico y la poesía trovadoresca española evolucionada desde la época medieval y renacentista


El carboncillo o quebrantahuesos(Gypaetus barbatus) es una especie de ave accipitriforme de la familia accipitridae. Es un buitre notablemente distinto de otras aves de presa parecidas. Recibe su nombre por su costumbre de remontar huesos y caparazones hasta grandes alturas para soltarlos, partirlos contra las rocas y poder ingerirlos para alimentarse.