Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

lunes, 17 de febrero de 2014

EL SUEÑO DE WALT

En los últimos tiempos he estado yendo mucho al cine. He visto casi todas las películas nominadas y algunas más, pero creo que no me corresponde hacer el comentario que para ello tenemos a nuestros expertos y están mucho más reparados que yo para poder hacerlo.
Sin embargo voy a hacer unas pequeñas disquisiciones sobre una película que me toca muy de cerca. “Saving Mrs. Banks” o como se la ha traducido para américa latina “El sueño de Walt”.
Me toca de cerca porque Mary Poppins es mi película top. Para mí es lo máximo que se ha filmado, desde las imágenes, pasando por los inigualables Julie Andrews y Dick Van Dyke, el mensaje maravilloso de la historia y como corolario una música que penetra hasta el fondo del alma, en particular la canción de la anciana que alimenta los pájaros en la escalinata de la iglesia. La he visto mil veces, la he llorado mil veces y me he emocionado cada vez que tengo la felicidad de verla. Hasta tal punto es mi fanatismo que mi hijo para mi cumpleaños me regaló el DVD, así la sigo viendo tantas veces como quiera.
Sin embargo Rescatando a Míster Banks, muestra otra faceta que nos demuestra que no todo es como lo imaginamos y que tras las bambalinas pueden escribirse las historias más endemoniadamente frustrantes.
La película, en si, es la historia de la autora de la novela Mary Poppins. La discusión o el acuerdo con Walt Disney (a quien hacen quedar bastante mal, por cierto) no es más que la escusa para relatar la vida de la escritora Pamela Lyndon Travers.
La curiosidad mató al gato, y nunca más cierta la frase. Cuando curiosee en la biografía, me encuentro con una historia totalmente distinta, tanto en lo que respeta a la vida de la autora, como en la relación con el productor y creador de Hollywood.
A continuación transcribo lo que nos cuenta Wikipedia del tema, en cuestión.
Vean la película porque igual vale la pena, aunque más no sea como una fantasía, y luego me cuentan.
Como nota extra, no la vean como yo, que por ir a un cine de cierto nivel me estafaron con una proyección lamentable. (Si no me creen vean la foto a continuación)
Observen el tamaño de la proyección.

 Ahora si, la información de Wikipedia:
Pamela Lyndon Travers (nacida Helen Lyndon Goff) nació en Maryborough, Queensland, hija del gerente Travers Robert Goff y de Agnes Margaret (de soltera Morehead). Su padre murió cuando ella tenía siete años y, aunque se dio como causa de su muerte un ataque epileptico, ella siempre creyó que la causa fue haber bebido agua no potable
Travers comenzó a publicar sus poemas cuando era todavía una adolescente y escribió para «The Bulletin» y «Triad» mientras se ganaba una reputación como actriz. Hizo giras por Australia y Nueva Zelanda, con una compañía itinerante shakespeariana, antes de ir de gira por Inglaterra en 1924. Allí se dedicó a escribir bajo el pseudónimo P.L. Travers (las dos primeras iniciales se utilizaron para disfrazar su nombre de mujer, una práctica también adoptada por otras escritoras, como J. K. Rowling).
En el año 1925, mientras estaba en Irlanda, Travers conoció al poeta William George Russell (AE), que, como editor de The Irish Statesman, aceptó publicar algunos de sus poemas. A través de Russell, Travers conoció a Wiliam Butler Yeats y otros poetas irlandeses, lo que despertó su interés por el mundo de la mitología. Más tarde, el místico Gurdiett causó un gran efecto sobre ella, así como también en varias otras figuras literarias.
La publicación en 1934 de Mary Poppins fue su primer éxito literario. Le siguieron una serie de cinco secuelas (la última en 1988), así como otras novelas, colecciones de poesía y obras de no ficción.
Disney realizó una adaptación musical de la obra en 1964. Aunque asesora de la producción, el personaje de Mary Poppins en la película difiere de la concepción original de Travers y esta fue la causa de que no autorizara la adaptación de las cuatro novelas siguientes, pese a los intentos de Disney en persuadirla.

Travers fue condecorada como Oficial de la Orden del Imperio Británica en 1977. Murió en Londres en 1996, a los 96 años de edad. Aunque nunca se casó, adoptó un niño al final de su treintena.
 

4 comentarios:

  1. A veces es mejor quedarse con nuestros sueños. Es mi eterna pregunta ¿debemos conocer solo la obra o es importante conocer la vida del autor?...
    A pesar de la espantosa proyección la película me gusto. Hay que decir que fue en el cine Premier, así nadie más es estafado...

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho la película, pero se cumple la pregunta que siempre me hago ¿qué es mejor solo conocer la obra o también la vida del creador?, a veces destruye nuestras ilusiones...
    Me gustaría agregar que el cine es el Premier, ubicado sobre calle Corrientes, así nadie más es estafado por una pésima proyección. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No la vi, pero no sabía que la historia real era tan distinta y a mi también me encantaba Mary Poppins...

    ResponderEliminar
  4. Soy fan incondicional de Mary Poppins desde niña! La he visto muchísimas veces y la seguiré viendo cada vez que la emitan en tv. Pero en una revista leí un comentario de Meryl Streep que calificaba a Walt disney cómo un machista, racista y antisemita; me sorprendió mucho.
    Aquí tienes un enlace que sinceramente no deja nada indiferente y demuestra que sólo se transmite lo qué interesa.

    http://www.ecartelera.com/noticias/16414/meryl-streep-walt-disney-misogino-racista-entrega-premios/

    Un abrazo supercalifragislisticoespialidoso Alberto!!!!

    ResponderEliminar