Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

viernes, 11 de abril de 2014

EL SEÑOR DE LA PEÑA

Cuando decidimos viajar a La Rioja, los expertos me aconsejaron que no fuera a la Capital, que era sucia y no tenía nada de interés y que era mejor que me alojara en Chilecito. Menos mal que no les hice caso. Cuando llegamos a nuestro destino pasó otro tanto, en la agencia de información turística insistieron en que nos fuéramos a Chilecito. Debo confesar que mi esposa y yo somos igual de cabeza duras y aun así decidimos quedarnos. No sé cuál es la intención, pero es terrible hasta donde pueden hacer daño los guías e informadores turísticos cuando se mueven tras ciertos intereses y uno llega a creerles!!!
Nos alojamos en uno de los buenos hoteles, con todas las comodidades de la tecnología actual, desayuno buffet y cochera incluidos. Y una ubicación perfecta para nuestros recorridos.
La ciudad nació precisamente en la plaza frente a la que nosotros nos encontrábamos, con la Catedral a un lado y, calle por medio, la casa de gobierno. A partir de sus cuatro esquinas salen las correspondientes peatonales de una cuadra de extensión pero todas terminan en una iglesia diferente. Yen los alrededores encontramos una serie de museos increíblemente interesantes.
En una visita a La Rioja, eso si hay que tener en cuenta tres cosas sumamente importantes para el turista. En primer lugar la siesta riojana. Es sagrada. A partir de la 12, en el mediodía, todo se cierra. Si no has almorzado y buscas un restaurante olvídalo, hasta las 5 de la tarde (17 hs) no hay remedio. En segundo lugar, a pesar que es una zona de muy pocas precipitaciones, la época de las lluvias va desde Octubre hasta principios de Marzo. Hay que saber elegir cuando se la visita. En tercer lugar, si te toca un día de lluvia, hay que tener en cuenta que no existen ls desagües pluviales, el agua corre por la calle velozmente y si no tienes botas terminas empapado hasta los tobillos.
Los riojanos son geniales. Amabilísimos y serviciales. La señalización es tremendamente deficiente y a veces cuesta mucho hacerles entender hacia donde uno quiere ir, a pesar que se desviven por ayudarte.
Hay una ruta, muy buena, que recorre el borde del cordón de las sierras de Velazco, es lo que se conoce como corredor de la costa (¿?). cuando llegas a Anillaco, pueblo famoso por ser el origen de un ex presidente, el camino se reparte en dos. Uno que va a la población y el otro que no tiene indicación alguna. Lo increíble es que es el camino que conduce al Señor de la Peña, un sitio de veneración y peregrinaje. Una roca en medio de una planicie, alejada de las demás y de un tamaño mucho mayor, que mirada desde un ángulo especial tiene la forma de un perfil humano. Muchos lo veneran suponiendo que es la cara de Jesús. Pero el verdadero milagro es encontrarlo porque no hay ni una sola indicación.























                                                       A un lado del señor de la Peña se encuentra el Barrial de Arauco.
El Barrial de Arauco es una enorme superficie de 7 km de largo por 4 de ancho, que por la temperatura reinante y las escasas precipitaciones forma una pista ideal para la práctica del carrovelismo y el kiterbuggy. Hay un complejo llamado los Vientos del Señor donde hay cabañas y se pueden conseguir todos los elementos para la práctica de este deporte. Este se realiza solamente los fines de semana motivo por el cual no pudimos verlo, aunque el paisaje solo vale la pena.





Finalmente llegamos a Aimogasta y allí como en una obra Kafkiana perdimos el rumbo. No pudimos encontrar como continuar hacia el norte y cada vez que preguntábamos nos mandaban siempre para el mismo lado por donde habíamos llegado. Alguien hasta se ofreció a acompañarnos con su moto para encontrar el camino, pero todos nos llevaron indefectiblemente al comienzo. Consecuencia nos volvimos mansamente y dejamos el resto para otra oportunidad.

Finalmente les dejo un video de un túnel que atraviesa la montaña en la localidad de Sanagasta y el corte abrupto del mismo es porque un poquito más adelante había un puesto policial y el que venía filmando y manejando a la vez era yo y no creo que les gustara demasiado.




3 comentarios:

  1. La Rioja ofrece múltiples posibilidades de conocimiento y asombro, pero la indiferencia conque se manejan todos (incluidos sus pobladores), es terrible. En El Cañón de Talampaya encontramos cantidad de turistas, interes hay, pero esas cosas de nuestro país, "¿paque te vai a calentar?".
    Ayer, cuando contábamos nuestras peripecias en familia, mi nuera me dijo "entonces, no vuelven más", todo lo contrario el lugar lo vale, si se cuadra allí estaremos nuevamente.
    Tus filmaciones de túneles, caminos sinuosos, etc, mientras manejas, son una historia aparte que creo que solo yo tolero..., mi corazón se salta algún latido, pero en fin...

    ResponderEliminar
  2. uno se siente alla. es bonito ir descubriendo tantas cosas lindas relatadas de manera tan formidable.

    ResponderEliminar
  3. La Rioja tiene historia que contar, lo triste es que están un poco despistados con el tema del turismo (les pasa lo mismo en la zona de Guadalajara) que por cierto si no conoces el Parque Natural del Alto Tajo ¡Es una preciosidad! Su pongo que con el tiempo irán aprendiendo a cuidar, mimar y sobre todo a identificar los caminos y lugares para los visitantes. Estoy totalmente de acuerdo en tu apreciación sobre los intereses partidistas de algunas agencias.
    Recibe un cordial saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar