Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

sábado, 1 de noviembre de 2014

EN CASA DE MARIQUITA

Mariquita sanchez de Thompson y Mendville

Este artículo fue extraido de El intransigente.com y ellos son los autores. El único dato que me pertenece es la frase final en amarillo
ARGENTINA

Mariquita Sánchez de Thompson y los derechos de la mujer

La audacia y decisión fueron dos características propias de su carácter, llevándola a realizar un reclamo que fue pionero para la época

Mariquita Sánchez de Thompson y los derechos de la mujer
ARGENTINA.- Mariquita Sánchez de Thompsonefectivamente fue una precursora de los derechos de  la mujer en todo el sentido de la palabra. Nació un día como hoy de hace 228 años en la Buenos Aires del año 1786 y murió en la misma ciudad, un 23 de octubre de 1868.

En la pila bautismal se la consagra con los nombres de María Josepha Petrona de Todos los Santos Sánchez de Velasco y Trillo, pero su apodo "Mariquita” resuena rápidamente más que su nombre de pila.

Mariquita Sánchez de Thompson , es ampliamente recordada en la tradición histórica argentina porque el Himno Nacional Argentino fue cantado por primera vez en su casa, el 14 de mayo de 1813. Pero hay otros acontecimientos que fueron anunciando su firme personalidad, y se vislumbraron durante 1804.

La audacia y decisión fueron dos características propias del carácter de Mariquita, llevándola  a realizar un reclamo que fue pionero e insólito para la época, rogándole que no permitiera que sus padres la casaran contra su voluntad.

Sus padres propiciaban a un prometido con fortuna y mucho mayor que ella, pero Mariquita quería como marido a su primo Martín Thompson, y tres años después de haberse plantado en plena ceremonia para anunciar ante los enviados del virrey Del Pino que esa unión con un señor mayor no era de su voluntad, lo envió como emisario con una carta al virrey Sobremonte de su parte.

 "Me es preciso defender mis derechos: o Vuestra Excelencia mándeme llamar a su presencia, pero sin ser acompañada de la de mi madre, para dar mi última resolución, o siendo ésta la de casarme con mi primo, porque mi amor, mi salvación y mi reputación así lo desean y exigen, me mandará Vuestra Excelencia depositar por un sujeto de carácter para que quede en más libertad y mi primo pueda dar todos los pasos competentes para el efecto. Nuestra causa es demasiado justa, según comprendo, para que Vuestra Excelencia nos dispense justicia, protección y favor”.

Con estas palabras sentaba los precedentes de ríos de tinta que más tarde argumentarían los pilares fundamentales de los derechos de la mujer, una verdadera líder en el pensamiento pero también en la acción.(Redacción El Intransigente
Cuando caminamos distraídamente por calle Florida somos muy pocos los que nos detenemos a leer una placa colocada a la altura de 271, en la que puede leerse: Aquí vivió Mariquita Sanchez de Thompson y Mendeville y en este lugar se cantó, por primera ves, el Himno Nacional Arrgentino.

3 comentarios:

  1. Casarse por amor es un derecho al que no se debe renunciar nunca... Mariquita sabía lo que quería cuando se enamoró de su primo Martin Thomson, cuando apenas tenía quince años... Gran mujer Alberto, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Carlos. Un derecho que en esa época había que tener mucho valor para enfrentar todo un concepto de autoridad social. Pero estas mujeres fueron las que iniciaron el camino, las que pusieron la piedra fundamental del reconocimiento y la igualdad. Gracias por tu comentario. Un placer tenerte en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es el mio !!! siempre aprendiendo cosas nuevas... gracias

      Eliminar