Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

viernes, 27 de marzo de 2015

PAISAJE COTIDIANO (Que bueno es decir te amo)

PAISAJE COTIDIANO


Ya va terminando el día, recostado sobre el prado, me quedo mirando el cielo, silbando mientras descanso. El sol que se está poniendo, de un color pardo rosado me va tiñendo las nubes, sobre un espejo dorado.
Al fin cuando llegue a casa
Y tú me estés esperando
Y me reciba el aroma
Del pan que estabas horneando
Cuando te vea de pie
Sonriendo y que tus manos
Blancas en el delantal
Se estiren para abrazarnos
Cierro los ojos, la brisa parece que está cantando. El sol que se va escondiendo sobre el verde de los campos. Y la luna, oh, la luna, enredada entre los álamos me hace un guiño y se ríe, sabe lo que estoy pensando.
¿Sabes a que tengo miedo?
¡Que todo lo esté soñando!
Porque no cabe en el pecho,
Porque yo te quiero tanto,
Que casi parece un sueño
De esos que todos soñamos
Voy caminando hacia casa, y voy contando los pasos, el camino, el viejo puente, el vuelo que hacen los pájaros buscando el nido en el día que de a poco va acabando, y, como yo, que a mi nido vuelvo después del trabajo. Y soy feliz porque sé que vos me estás aguardando.
¡Qué bueno es llegar a casa!


¡Qué bueno es decir te amo!
Alberto Colonna
Marzo 2015

5 comentarios:

  1. Qué bueno!! cómo se disfruta esa paz y esa plenitud..Para qué más?? quién puede querer nada más..Un saludo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Gracia Alfmega.Las cosas simples de la vida son un canto y creo que sería bueno un cambio. Mirar un poco más alrededor y disfrutar de esas pequeñas cosas. Un beso amiga. Gracias por estar.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito Alberto, todo se aprecia más cuando se camina despacio, dando tiempo a pensar y a apreciar lo que habitualmente nos rodea. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Sonia. Deberiamos caminar mas despacio. La vida nos empuja, nos invita correr y asi dejsmos de ver las cosas bonitas que nos esperan en el borde del csmino.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu comentario Sonia. Deberiamos caminar mas despacio. La vida nos empuja, nos invita correr y asi dejsmos de ver las cosas bonitas que nos esperan en el borde del csmino.

    ResponderEliminar