Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

jueves, 20 de agosto de 2015

EL DON

Un día nació. 
Abrió los ojos y ahí estaba el mundo.
Los cerró y volvió a abrirlos.
El mundo seguía estando.
Ruidos sordos que no podía entender le llegaban ininterrumpidamente.
Gritos de hombre y mujeres.
Lo envolvieron en un trapo sucio y lo dejaron en un rincón.
Un hombre entró gritando algo que no entendía. Aún no había aprendido la lengua de los humanos.
La explosión fue violenta. El cuarto desapareció como por arte de magia. Lo trozos volaron en todas las direcciones. En el lugar donde estaba su madre un hoyo negro se abría siniestramente.
Un dolor intenso le hizo llorar, ya que esa era la única forma que tenia para comunicarse con el mundo.
……………………………………………………………………..........................
Era de noche.
Las sombras se proyectaban como largos fantasmas entre los edificios derruidos.
Un joven se deslizaba con movimientos felinos entre los escombros.
Le faltaba el brazo derecho pero se las arreglaba muy bien para manejar el kalashnikov AK-47 con su mano izquierda.
Se movía sin miedo. No le preocupaba la muerte.
No tenía nada para perder.

Un micro-relato de Alberto O. Colonna
Nota: La imagen pertenece a Internet.(google)

5 comentarios:

  1. !Que terrible Alberto! Tremendo el dolor y la pena! Pero hermosa y valiente tu entrada, la conciencia es dura y debe abrirse camino entre nosotros, la conciencia de lo que pasa más allá de nuestras casas y hogares. besos mi querido amigo. me dejaste muy conmovida no sólo por el post sino por la intensidad y el sentimiento que transmite. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerlo y comentarlo. Tiene mucho valor para mi más alla de todo lo que cuento y que se va a completar con otros dos. Mundos paralelos que transcurren junto con el nuestro y que realmente duelen. Te queremos mucho Amparo y tu comentario es, como siempre digo, una caricia que me gusta recibir.

      Eliminar
  2. Gracias Alfmega. tu comentario es como el aval de lo que yo pueda escribir. Sinceramente siempre lo espero. Gracias amiga querida, muchas gracias..

    ResponderEliminar
  3. Ignoraba que este era el primero de la trilogía de los micros porque empecé por el segundo y me he animado a leer los tres.
    De este destaco lo impactante que es la incomprensión y el fanatismo que transmites muy bien, dejando al lector casi con la rabia de no haber podido parar el momento y congelarlo hasta el olvido y evitar con ello la fatídica explosión.

    ResponderEliminar