Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

viernes, 21 de agosto de 2015

EL DON (lado dos)


Un día nació
Su madre estaba tan drogada que no llegó a enterarse.
Su padre… quien sabe… podían ser tantos que nunca le preocupó averiguarlo.
Sintió frio y alguien la abrigó.
Fue a parar a una casilla donde se amontonaban muchos pibes como ella.
A su madre nunca más la vio.
Fue iniciada en la prostitución a los once años, justo un día antes de cumplirlo. Un individuo sucio y borracho pagó para llevarla al cuarto dispuesto para tales menesteres.
No le interesó. Le daba lo mismo. Uno más y este dejaba guita. No era el primero.
Cuando cumplió quince conoció a Pedro. Creyó que lo amaba. El le proveía de la droga y el alcohol que le hacía falta.
Pensó que tal vez podía ser distinto. Pero nada cambió.
Un día intentó irse, cambiar esa vida a la que había sido escupida sin pedirlo.
La paliza fue feroz. Una cicatriz que cruzaba la frente de arriba abajo le recordaba que no podía, que todo intento sería en vano.
La encontraron cuando notaron que hacía unos días que no se la veía trotando por las calles de barro y sangre.
Parecía dormida. Diagnosticaron una sobredosis. Los ojos abiertos, en un último espasmo, miraban, sin ver, el triste mundo que le había tocado en suerte.

Un micro-relato de Alberto Colonna
La imagen pertenece a Internet (google)

5 comentarios:

  1. ¡Es una terrible realidad! Muy triste muy cierto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He escrito una trilogía. Mañana cuelgo la última. es un poco de los mundos paralelos. esos mundos que existen y que tratamos de ignorar. No lamentamos porque no podemos comprar el último celular, o no podemos ir al cine. todo es válido. cada quien siente donde le aprieta el zapato. desgraciadamente sto tambien es real. gracias hermano por tu comentario.

      Eliminar
  2. Quiero creer que las almas de esos desposeídos del planeta tierra, después de su no vida terrenal, son los ángeles predilectos y más cercanos a Dios junto a Jesús quien fué torturado hasta morir en la cruz por predicar el perdón y el amor al prójimo.

    ResponderEliminar
  3. Ojalá asi sea Nelson, pero esto no debería suceder. Está ocurriendo hoy cuando la sociedad se preocupa por cosas treméndamente banales. el desinterés es tremendo. gracias por leerlo y por tu comentario.

    ResponderEliminar
  4. Jo, es tan macabro!! y sin embargo es así. Nacidos sin futuro alguno ni remedio para evitar su fin. Qué crudo puede llegar a ser el mundo!!

    ResponderEliminar