Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

sábado, 3 de octubre de 2015

VOLVIENDO A CASA


Se ha encapotado el cielo
Ya las primeras gotas comienzan a caer
El aroma del mojado suelo
perfuma  el aire de un calmo atardecer

Caminamos a casa y las luces
se van encendiendo y hay que ver
como florecen  y se azulan los jazmines
¡Está lloviendo más fuerte, hay que correr!.



Y saltamos los charcos que se forman
en las veredas de baldosas lustradas,
por el agua que cae entre las hojas.
¡Apuremos, lleguemos pronto a casa!

Y corremos, con la lluvia en nuestra cara.
Se van llenando de gotas los anteojos.
Es primavera y todo es algazara.
Y la lluvia y las flores y este gozo.



Estamos empapados hasta los huesos.
Y de pronto la lluvia que ha cedido.
Apenas si garúa. Nos miramos riendo
y exclamamos ¡Qué bonito que es sentirnos vivos!.

5 comentarios:

  1. Hermosa peimavera con lluvia y frío, maravillosa tu capacidad de hacer poesía con un instante y convertirlo en puea vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirti, Vos también estás incluida en el poema. Y los cielos fueron fotos que saqué con vos vigilando y cuidándome... je, je, je

      Eliminar
  2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar