Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

sábado, 14 de noviembre de 2015

YO

Quise soltar amarras y elegir mis cielos
Creyendo que era buena compañía
Y terminé golpeado y por el suelo
Absurda y tonta esta esperanza mía

Algún día escribí en un cuaderno
Una idea solitaria y fría
Y resulto que los versos eran ciertos
Como una clara y antigua profecía

Luché por cambiar ese destino
Puse de mi las fuerzas que tenía
¡loca idea! Ya tienes tu camino
Y aunque quieras burlarlo te domina

Te lleva por senderos ya marcados
Desespera la voz que clama, grita…
Se arrastra en dolor desesperado
Todo es en vano, tu suerte ya está escrita

Tal vez yo mismo la he forjado
Tal vez no supe encaminar mi vida
O quizás mi verbo a fuer de ser callado
Se calló para siempre restañando la herida

Solo sé que si quiero levantar mi vuelo
Hay un viento querido que frena mi partida
Y entonces suenan, viniendo de muy lejos,
Aquellos versos que escribiera un día

“Y así me perderé en el infinito
Seré como una flor en un inmenso ramo,
como una pena en la vida misma,
como un llanto de un niño de este siglo

Uno de tantos.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario