Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

jueves, 12 de diciembre de 2013

DIA DEL OFTALMÓLOGO Y UNA HISTORIA DE SHERLOCK HOLMES

Sherlok Holmes y la Oftalmología

Sherlok Holmes y la Oftalmología
¡… elemental, querido Watson!

Joseph Bell House, profesor de cirugía en la Facultad de medicina de la Universidad de Edimburgo, es quien inspiró a Sir arthur conan Doyle el personaje de Sherlock Holmes
Esta archiconocida frase del famoso detective creado por Sir Arthur Conan Doyle, era una coletilla habitual del Dr Joseph Bell, profesor de cirugía de la Universidad de Edimburgo, tras explicar a sus alumnos sus sagaces conclusiones obtenidas de la mera observación. Uno de estos alumnos era el joven Arthur Conan Doyle, quien se asombraba de las extraordinarias dotes deductivas de su maestro. El Dr Joseph Bell provenía de una familia de médicos notables, entre los que destacó Sir Charles Bell, cirujano jefe en la batalla de Waterloo, y pionero de la neurología, a quien debemos la descripción de la parálisis de Bell y del fenómeno del mismo nombre, que afectan al VII par craneal (nervio facial). Curiosa es también la relación del Dr Joseph Bell House (su segundo apellido), considerado el precursor de la ciencia forense, con el popular personaje de la serie House, y con el auge de otras como “CSI”, “Bones”, verdadero fenómeno de masas televisivo, que giran todas ellas en torno a la inteligencia deductiva de sus respectivos protagonistas.
¿Y la oftalmología?
¡… elemental!, Sir Arthur Conan Doyle ejerció como oftalmólogo. Cierto es que sin demasiado éxito, pero ejerció. 

Sir Arthur Conan Doyle, escritor de éxito, aventurero, médico, oftalmólogo, gran aficionado a los temas paranormales, y masón.

El Dr Joseph Bell, ataviado con un atuendo similar al del famoso personaje de Doyle.

Hace unos años, el Laboratorio Poen, propuso a la sociedad Argentina de Oftalmología, que el día en que se recuerda a Santa Lucía ,protetora de los ojos, se estableciera como el día del oftalmólogo.
Esta iniciativa fue aceptada por la SAO y es a partir de ese momento que, en nuestro país, se celebra nuestro dia el 13 de Diciembre. 

La vía óptica recorre el cerebro desde el ojo hasta la nuca. Las arterias y las venas se hacen visibles en el fondo del ojo. Alteraciones de muchas glándulas lo afectan así como cualquier alteración general, neurológica, endocrinológica o metabólica. Esto transforma al oftalmólogo en un verdadero Sherlock Holmes. Un detective en busca de un culpable, la enfermedad. Y muchas veces es quien hace el primer diagnóstico de una patología clínica aplicando la lógica y la deducción. Elemental como dijera el extraordinario Bell. Hoy con una aparatología que no tiene nada que envidiar a CSI, caminamos con mucha más seguridad, pero aun son muchas las sombras que debemos y queremos iluminar.

Un feliz día para todos nuestros hermanos oculistas. 
¡SALUD DETECTIVES DE LA VIDA!