Google+ Followers

EL PARAISO O EL INFIERNO

Cuando uno expone sus trabajos al publico puede tener una respuesta agradable o ser ignorado olímpicamente. Pasamos del paraíso al infierno en pocos instantes. Y uno debe hacer el ejercicio de construir lo que le gusta sin importarle lo que el otro piense. Si algo es bonito para mi deberá ser suficiente. Es un ejercicio difícil. Las caricias son agradables, pero lamentablemente hoy las manos están para otra cosa.

jueves, 29 de octubre de 2015

MATEO 7:16

MATEO 7:16
Todo el mundo sabe que no soy un hombre de fe.
No puedo basar mi conocimiento en el por qué sí. Me formé dentro de la libertad de pensamiento, y luego en el razonamiento científico. Y es por eso que aprendí a no descartar absolutamente nada. Todos los factores pueden ser reales o pueden servir, y nunca debe descartarse nada por más descabellado que esto parezca.
Leo la Biblia, un acertado manual de educación y salud pública, y que, como en los versos del “viejo Vizcacha”, ofrece una serie de consejos, algunos de los cuales son sumamente interesantes. Y en Mateo 7:16 descubro una frase aplicable a nuestra realidad actual que, sinceramente, me eriza los pelos de la nuca mucho peor que una película de terror.
“Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos.…”
Parte ya lo vivimos, y si somos, a la luz de la experiencia, algo suspicaces o precavidos, el panorama se presenta con bastantes nubarrones en el horizonte.
Como dije al principio no descarto nada. Simplemente veo cuánto hay de verdad o de posibilidad de que lo sea y como se cumplirían sus predicciones.

Por ahora solo nos queda esperar y rezar, aunque esto último no resulte demasiado científico.

3 comentarios:

  1. Muy buenas reflexiones, exactas para los tiempos pasados, los que corren y los que vendrán.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas reflexiones, exactas para los tiempos pasados, los que corren y los que vendrán.

    ResponderEliminar
  3. En realidad la Bíblia es un universo y un laberinto de interpretaciones, al menos así lo veo yo. En ella cada cual encuentra un poco de su propio reflejo, creo que es un instrumento valioso y peligroso según en manos de quién caiga...vivo y tremendamente influyente y potente..La tuya es una muy buena interpretación a mi parecer..Saludos y gracias por hacernos pensar en según qué cosas, es un buen ejercicio

    ResponderEliminar